Seventh Key
The Raging Fire (2004)
75%



(Crítica por Jon Tyler, Marzo 2004)

En el 2001 Billy Greer ( ex bajista de Kansas ) unió sus fuerzas a las de Mike Slammer (productor y guitarrista de Steelhouse Lane y Streets ) para facturar uno de los mejores discos de la historia del AOR, el debut de Seventh Key, éxito de crítica y público que se llevó por delante cualquier disco de Kansas e incluso al tremendo Slaves Of the new world, mítico álbum de los Steelhouse Lane.

No ha hecho falta esperar mucho para escuchar la continuación de Seventh Key; con una implicación ya absoluta de Mike Slammer; si en el disco debut compartió algún punteo ( con Richard Williams y el gran Morse ), ahora todos son suyos. También las líricas recaen por completo en el dúo Greer - Slammer, tras haber utilizado anteriormente el talento de genios como Walsh o Mark Spiro.

O sea, que The Raging Fire es un paso importante en la carrera de Seventh Key, que pasa de proyecto a banda; Jamie Thompson se encarga de las baterías y Terry Brock ( gran cantante de Strangeways ) aporta coros.

Han logrado un buen disco, de nuevo lleno de calidad, propio de dos de los mejores compositores con que cuenta el rock melódico, pero, para mí, no han logrado apenas acercarse al disco de debut.

The Raging Fire no retiene la magia de Seventh Key; las melodías siguen siendo de un gran nivel, pero la intensidad y sentimiento de temas como Missy o Surrender, se ha perdido, salvando alguna excepción; ello no es óbice para que siga siendo un disco imprescindible para cualquier amante del Hard Rock y del AOR, aunque creo que la campaña por parte de Frontiers y las alabadoras críticas que está recibiendo, van a inducir a más de uno a llevarse una ligera decepción.

¿Qué falta en este disco? Una interpretación más potente y sentida, así como los constantes cambios de melodía de su predecesor; esa intensidad dramática solo la han logrado en un par de temas.

Para equilibrar la balanza, la producción a cargo de Slammer es de nuevo impresionante, tan buena al menos como en sus trabajos precedentes. La única salvedad es que hay momentos en los que las voces se quedan excesivamente flojas, un tanto desvahidas. Instrumentalmente también es un disco perfecto, con un montón de buenos punteos, pero no todos tan brillantes como Mike puede hacer. Billy Greer apenas ha modificado su tesitura, y canta tan bien como en Seventh Key ( sin ser un fuera de categoría ), aunque le falta algo de emoción.

En el aspecto lírico también han realizado una labor espléndida, con letras inteligentes, intrincadas y evocadoras, imprescindibles para crear el ambiente de Seventh Key, una de esas bandas en las que hay que prestar atención a todos los detalles, desde el diseño de portada hasta el último acorde.

The Sun Will Rise abre el disco con garra, como hiciera The Kid Could Play en el debut; está un punto por debajo de ese tema ( inmejorable ), pero es de nuevo una canción memorable, pegadiza, con mucho ritmo y energía; hay algunos coros pre-punteo que parecen propios de un trabajo de Jim Peterik. El punteo es Mike Slammer en estado puro, inconfundible, con la mezcla de técnica y feeling que le caracterizan; estupendo inicio de disco que parece preludiar grandes cosas.

Always From The Heart arranca como si fuera a ser uno de esos temas densos y melódicos a lo Surrender o Missy, pero pronto se revela como un corte rápido y muy interesante, con uno de los mejores estribillos y una gran interpretación de Billy.

You Cross The Line es ligeramente más complejo que los temas precedentes, aunque baja un poco el nivel; el estribillo sigue siendo estupendo, precedido de un muy buen puente y con una de las mejores letras, pero el cuerpo del tema es demasiado lento y pesado para mi gusto.

An Ocean Away se acerca más a lo que yo estaba esperando: melodías conmovedoras y muchos cambios; de hecho, responde a ese esquema, agregándole al disco un pasaje con mucho carácter; le habrían hecho falta unos coros más potentes y Billy Greer no canta con fuerza suficiente, pero es muy buena canción, con otro gran punteo.

The Raging Fire sigue en la línea de An Ocean Away, un tema complejo, pero en este caso, centrándose en tiempos lentos y bastante oscuros; meritorio el trabajo lírico y el de las guitarras, porque la canción en sí exhibe un verso realmente muy aburrido; desemboca en un estribillo que aparece de repente, sin venir precedido de cambios melódicos, que encima tampoco es gran cosa, con voces y coros apagados, sin ningún tipo de fuerza. Personalmente, considero que es una canción muy mediocre.

Sin City retoma la caña del inicio, en un tema desenfadado que habla acerca de Las Vegas (adrenalin rush when you see those lights ,the neon town in the desert night ). No está mal el tema, hard rock con carácter y un punteo impagable de Mr.Slammer, pero que se queda corto. Las voces necesitan más pegada, me parece increíble que con un buen cantante como Billy Greer, apoyado por un genio como Terry Brock, los coros tengan tan poca vida.

It Should Have Been You recupera la brillantez innata de estos dos grandes músicos; la única balada del disco, con una lírica preciosa, un estribillo conmovedor y Billy y Terry haciendo, ahora sí, un trabajo impresionante. Sin presentar las rupturas melódicas del debut de Seventh Key, contiene bastantes cambios instrumentales y melódicos, así como un punteo estupendo, en el que Slammer, como si su guitarra fuera capaz de hablar, prolonga el sentimiento del tema. De lo mejor del disco, aún no en los cánones de calidad de los que podríamos estar hablando, pero cerca de ser un futuro clásico.

Run presenta un verso que es puro Def Leppard, tanto en melodía como en producción. Es una de las mejores canciones, con infinidad de detalles en la producción, y unos puentes formidables que conducen a un estribillo que, desgraciadamente es demasiado pobre en comparación con el resto del tema.

Pyramid Princess es la joya de The Raging Fire; habría entrado sin problemas en Seventh Key, un tema complejo, intenso y lleno de dramatismo; merece un 10, todo es perfecto, tanto los coros como el trabajo de guitarras, pesadas y muy potentes, con el ritmo quebrado tan característico de las rítmicas de Slammer. Está lleno de cambios melódicos y de puentes preciosos, incluido un interludio con música oriental, acorde a la temática acerca de muerte y maldiciones en el Antiguo Egipto.

Winds Of War nos recuerda que hay un montón de estadounidenses capaces de ver más allá del ansia asesino, sangriento e imperialista de los halcones del pentágono ( y que tan fieles adeptos ha encontrado en España ) "If the answer is there for peace everywhere It's hidden in the winds of war In the name ofGod above look what we've done In our lust for enemy blood, we've blown it all to kingdom come A holy sacrifice, no one cries for the children" Musicalmente es una buena canción, de nuevo con algún coro al estilo de Peterik, bastante cañera e intensa, con una estupenda instrumentación.

En resumen, buenas canciones, pero sin más. No responde a las expectativas que yo tenía depositadas en la banda, y no es un sucesor demasiado digno de Seventh Key o de Steelhouse Lane, aunque tampoco es un desastre; en realidad, The Raging Fire es uno de esos buenos discos lastrados por la calidad de los trabajos anteriores de sus integrantes.

Canciones: 25 sobre 40
Producción: 18 sobre 20
Interpretación: 15 sobre 20
Letras: 9 sobre 10
Duración: 5 sobre 5
Punteos (Bonus): 3 sobre 5

Observaciones:
Los punteos de Mike Slammer no son tan espectaculares como uno podría esperarse de uno de los mejores guitarristas del rock melódico.

 FICHA TÉCNICA
TracklistThe Sun Will Rise, Always From The Heart, You Cross The Line, An Ocean Away, The Raging Fire, Sin City, It Should Have Been You, Run, Pyramid Princess, Winds of War
Músicos-Billy Greer: vocales, bajo
-Mike Slamer: guitarras, teclados, bajo
-Jamie Thompson: batería
-Terry Brock: coros
ProducciónMike Slamer
GéneroHard Rock
PaísEstados Unidos
CompañíaFrontiers Records
Webwww.frontiers.it



Slash Feat Myles Kennedy And The Conspirators
Living The Dream Tour (2019)

Dave Bickler
Darklight (2019)

Primal
Primal (2016)

Operus
Cenotaph (2017)

© Copyright 1999-2020, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.