Backyard Babies
Stockholm Syndrome (2004)
80%



(Crítica por Fran García, Enero 2004)

Tenía realmente ansias por escuchar "Friends", un tema en la más pura línea del punk-rock que los BACKYARD BABIES llevaban ya varios años preparando. En él nos encontramos colaboraciones del calibre de JOEY RAMONE, TYLA, MICHAEL MONROE, DANKO JONES,... así como de miembros de DICTATORS, L7, TURBONEGRO, THE DWARVES, etc. La cosa prometía, ¿verdad?. Pues en cuanto lo escuchéis vais a flipar, porque no creo equivocarme si digo que es una de esas canciones que entrarán a formar parte de la historia del punk-rock mundial. Tiene un estribillo demoledor, unos riffs contundentes, una actitud desafiante, entre festiva y arrogante, y una melodía que inevitablemente se introduce en tus neuronas para adueñarse de ellas. Un temazo, sí señor. Casi lo mismo que el disco en el que se incluye: "Stockholm syndrome".

Primera consideración a la hora de enfrentarse a la escucha de un disco de los BACKYARD BABIES: olvidarse de sus conexiones con el punk-rock. No es que éstas ya no existan, sino que cada vez están más eclipsadas por su paulatino e imparable acercamiento al rock más directo y contundente. Cada vez se ven más las influencias de gente como los ROLLING, QUIET RIOTH, KISS, THE NOMADS, MOTLEY CRÜE o los últimos SOCIAL DISTORTION. Esto no es malo, para nada, y en cualquier otra banda sería sencillamente un acierto, pero los BACKYARD se consagraron en esto de la música con un bombazo como "Total 13", con influencias más cercanas a DIE TOTEN HONSEN, RAMONES, THE DAMNED, MC5 o THE NEW YORK DOLLS, y el resultado fue tan sensacional (para mí y para muchos es su mejor disco con diferencia), que ahora este alejamiento de sus postulados iniciales suena un poco a traición a sus principios. Sin llegar por mi parte a tales extremos de radicalidad, he de reconocer que los primeros BACKYARD BABIES me gustaban más que los actuales, pero tampoco hay una diferencia abismal, sino que se trata simplemente de una cuestión de actitud y de matices. Lejos de abogar por un enfrentamiento entre "tribus" rockeras y punkies, prefiero llamar a la conciliación entre ambas, lo cual quizás también sea lo que pretenden los BACKYARD.

Segunda consideración: Damas y caballeros, "Stockholm syndrome" es un excelente disco. Sigue la línea evolutiva de aquel buenísimo "Making enemies is good", y bajo mi punto de vista mejora los resultados musicales del mismo, ya que se sumerge sin los complejos que entonces mostraron, en el mundo del rock potente y melódico al mismo tiempo. Nos regala cañonazos inmisericordes de energía a raudales, con guitarras tremendas y escupiendo riffs pegadizos sin descanso. Los estribillos son sencillamente magistrales, dignos de gente elegida para tales menesteres. Reto al más pintado a que me encuentre mejores y más efectivos estribillos en un disco de rock potente. Nada más que de pensar en lo que pueden ser estos temas encima de un escenario, se me pone el vello de punta. Da igual el tema por el que se comience a escuchar el disco, porque irremediablemente te sentirás atrapado por el ritmo, las melodías, el sonido rockero sin fisuras, las partes instrumentales de guitarras gloriosas, los coros desgarrados. Es un disco adictivo, que yo compararía con esa joya que fue "White light, white heat, white trash" de SOCIAL DISTORTION, aunque con un sonido más pulido y con los instrumentos sonando mucho más claros y definidos. Podemos disfrutar de una guitarra distorsionada al mismo tiempo que flipamos con la línea de bajo, o el ritmo de la batería.

Si tengo que destacar algún tema por encima de otros, yo elegiría, por supuesto, al ya citado al principio, "Friends", una de las mejores canciones jamás compuestas por los BACKYARD BABIES, la adictiva "Pigs for swine", la potentísima "One sound", la comercial y rítmica "You tell me you love me you lie" (¡qué comienzo de guitarras, señores!) y la sorpresa del disco, ese bonus track que es "Shut the fuck up!", que resulta un prodigio de visceralidad y, esta vez sí, nos recuerda a los primeros BACKYARD BABIES, los que nos dejaron sin aliento con "Total 13". Pero insisto, todo el disco es tremendo, homogéneo, sin fisuras. Si no fuese por el matiz indicado antes, referente al alejamiento de sus influencias más punk-rockeras, podríamos estar hablando de un disco perfecto, digno de compararse son su obra maestra ya mencionada. Ahora queda estar atentos a sus conciertos, porque esta gente en directo es un espectáculo, eso lo saben bien los que los vieron en su gira del 2002, con esos conciertos en España y en el Espárrago. Esperemos que pronto los tengamos de vuelta, porque ellos adoran España y seguro que aterrizarán por aquí. De momento no aparecen fechas en nuestro país dentro del Tour que están haciendo, pero las cosas pueden cambiar en cualquier momento. Mientras tanto, disfrutemos de este maravilloso "Stockholm syndrome".

 FICHA TÉCNICA
TracklistEverybody ready?!, Earn the crown, A song for the outcast, Minus Celsius, Pigs for swine, One sound, Say when, Year by year, Friends, Be myself and I, You tell me you love me you lie, Shut the fuck up!
Músicos-Nicke Borg: Vocales
-Dregen: Guitarras, coros
-Johan Blomquist: Bajo
-Peder Carlsson: Batería
ProducciónJoe Barresi
GéneroHard Rock
PaísSuecia
CompañíaBMG
Webwww.backyardbabies.com



Broken Testimony
Holding On To Nothing (2018)

Lizzy Borden
My Midnight Things (2018)

The Dead Daisies
Burn It Down (2018)

Autograph
Get Off Your Ass (2017)

© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.