Blind Alley
Infinity Ends (2004)
95%



(Crítica por Jon Tyler, Mayo 2004)

Este disco ha pasado un tanto desapercibido, eclipsado por lanzamientos de otros grandes artistas, como el de Seventh Key , TNT o Rick Springfield, pero Blind Alley debería haber captado mucha más atención, puesto que con Infinity Ends el trío de suecos formado por Hans Dimberg a la voz, Pierre Glans a la guitarra, y Magnus Olsson encargado del resto de la instrumentación, así como de programarla, ha logrado realizar un trabajo de primera categoría.

De las cenizas de Fortune ( banda sueca que, como otras tantas de por allá, sacó un disco a principios de los noventa y nunca más se supo ) y de Shadow Play vuelven tres grandes músicos, entre los que destaca principalmente su cantante, con una voz muy limpia y afinada. Puede recordar a Joey Tempest, Goran Edman...
Musicalmente, representan el lado más tranquilo del AOR, bordeando en ocasiones el Westcoast, que tan cerca nos deja del pop. No abandona, de todas maneras el rock; hay varios cortes bastante potentes, y las guitarras están suficientemente presentes. Referencias... pues podemos hablar desde Mr.Mister, Toto y Journey hasta Dominoe o Praying Mantis. Por supuesto, las bandas suecas son clave para entender el sonido de Blind Alley: el fan de Treat, T´Bell, Europe o Last Autumn´s Dream no se sentirá decepcionado.

Hay también un cierto aire setentero; no se puede concretar, pero en el "alma" del disco laten lejanísimos ecos a Magnum o a Pink Floyd.

Esta mixtura de influencias, en el aspecto técnico, está muy bien resuelto. La producción me gusta mucho. Discretamente proporciona un colchón de sonidos que hacen aún más agradable la escucha. El único punto discutible es que hay mucha instrumentación programada, y se nota, pero apenas resta autenticidad y emotividad a Infinity Ends.

El único punto negro del disco es que, en algunos riffs, se echa de menos más fuerza, lo cual se le debe imputar a la producción.

All Figured Out arranca con fuerza y con mucho juego guitarrero; es un buen tema, que al principio podría recordar a Bon Jovi, con un inicio vocal muy a lo Blood on Blood. Es solo un espejismo, en realidad hablamos de AOR a lo Alyson Avenue, rápido y melódico. Excelente inicio, que no ve refrendado su nivel con el siguiente corte, pese a que sigue siendo de calidad, We Still Belong , una canción para los que gusten de los medios tiempos de Journey. También me recuerda mucho a Close That Gap, de Mecca. Éso sí, tiene un estribillo simplemente precioso y algún cambio muy bueno, pero se puede hacer monótono tras el punteo.

One Life recuerda mucho al estilo de Last Autumn´s Dream. Fenomenal canción llena de emoción y profundamente sueca. Desde luego, el país escandinavo ya ha logrado imprimir su sello al rock melódico; en mi opinión compite con Alemania por la corona del AOR. Verdadero temazo, pero S.O.S acude a colocar el listón aún más alto. Es un tema que podría estar entre los mejores de mis adorados Praying Mantis. Sobre unos estupendos teclados, Blind Alley dibujan una canción preciosa, que a cualquier fan del Hard Rock melódico, o del AOR sin duda que le emocionará.

Shadow From My Heart sigue el Hard ( siempre muy melódico ), y sigue la influencia de Praying Mantis, en la línea de la voz y la melodía, mientras que la instrumentación y la programación recuerdan más a Journey, concretamente los teclados al famoso Separate Ways. Here Comes The Heartache es un tema muy movido del AOR ochentero de toda la vida, en la onda de Treat; From Now On es la primera balada, cadenciosa y delicada, con unas voces y coros que dan sensación de calidez; es casi un susurro en el que Hans Dimberg demuestra su feeling. También se luce Pierre Glans con un brillante solo. Al nivel de las mejores baladas de Survivor o de Toto.

Hunter es otro tema más de AOR, con un muy buen estribillo, pero sin demasiado que reseñar. Stay The Night tiene momentos en los que me recuerda a Robby Valentine; un buen corte, fácil de escuchar. Payback Time gustará sin duda a cualquier fan de Goran Edman; es de mis favoritas del disco, AOR sueco con un puntito a lo Matchbox 20 en el estribillo. Un single en potencia. Wild Rose es una sorpresa absoluta. comienza con sonidos irlandeses que hacen recordar a Dare, y no decepciona en absoluto. Con la inconfundible marca Thin Lizzy, Blind Alley desgranan una canción inolvidable, un verso lleno de ritmo y un estribillo mágico propio del delicioso rock sueco. El solo, como no podía ser menos, cuenta con guitarras dobladas y flautas. Toda una recompensa encontrarse con Wild Rose para cerrar el disco.

EN RESUMEN

Para mí, Blind Alley eclipsa a los lanzamientos que se han producido en el 2004; ni Eric Martin, ni House Of Lords, Pink Cream 69, TNT, Aerosmith, Seventh Key, consiguen eclipsar la sorpresa de este fenomenal Infinity Ends. Ojalá su discográfica apueste fuerte por ellos y llegue pronto un segundo disco.

Para fans del rock escandinavo ( Treat, Last Autumn´s Dream, Goran Edman ...) y del AOR de toda la vida ( Journey, Toto... ) Los fans del A Cry For a New World de Praying Mantis y de Thin Lizzy deberían también darle una oportunidad.

 FICHA TÉCNICA
TracklistAll figured out, We still belong, One life, S.O.S., Shadow from my heart, Here comes the heartache, From now on, Hunter, Stay the night, Payback time, Wild Rose
Músicos-Magnus Olsson: guitarras, bajo, teclados, batería
-Hans Dimberg: vocales
-Pierre Glans: guitarras, coros
ProducciónBlind Alley
GéneroAOR
PaísSuecia
CompañíaAOR Music
Webwww.blindalley.se



Slash Feat Myles Kennedy And The Conspirators
Living The Dream Tour (2019)

Dave Bickler
Darklight (2019)

Primal
Primal (2016)

Operus
Cenotaph (2017)

© Copyright 1999-2020, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.