91 Suite
91 Suite (2002)
89%



(Crítica por Jon Tyler, Enero 2003)

Si hay que preguntar por una banda de rock de Murcia, el 99% de los encuestados responderán M- Clan. Sin embargo, a la sombra de los chicos de Tarque, que ya no de Campillo, (una pena la dirección musical elegida por M-Clan) una de las mejores bandas de rock de España va haciendo poco a poco camino, ya integrada en el mercado japonés y centroeuropeo, prometiendo convertirse con los años en un referente del rock melódico.

Se trata de 91Suite; no parece un gran nombre para el castellano, pero en inglés imagino que tiene mucha más musicalidad. Tras juntarse en 1997 para "hacer un AOR innovador en España" y enviar las maquetas a Vinny Records, lograron un contrato y grabar un disco que causó una conmoción en el mundo melódico, se puede decir que han abanderado la nueva generación de AOR de este país. Las críticas obtenidas han sido formidables; no sé qué tal habrán ido las ventas, pero sí han llegado al país nipón, a Alemania... quiere decir que mal no han estado. E incluso han logrado un premio, el Murcia Rock 2002, que me han dicho que tiene su importancia. ¿Qué hace 91Suite para obtener tanto éxito?

AOR DE TODA LA VIDA

Desde luego, no se puede decir que hayan innovado en el rock melódico. Puede que en España sí sea una pequeña sorpresa encontrarse un aor tan refinado (tras La Fase o Sangre Azul, poco), pero no han inventado el género. Que quizá ahí está su atractivo. Últimamente, entre las bandas que abandonaban el estilo (Danger Danger, Harem Scarem...) y los grupos que eran plagios de otros (Emerald Rain, Hugo...), el verdadero AOR de calidad parecía circunscribirse a unos poquitos grupos nuevos y a las bandas de siempre repitiendo la misma fórmula.

91Suite ha llegado con una mixtura de guitarras, teclados y melodía que refiere a bandas como Drive She Said, Mark Free, Heartland... pero ante todo, a mí me suena a unos Jaded Heart ablandados, y la voz de Jesús Espín llega a recordar mucho mucho al cantante de los alemanes, Michael Bormann. Es un cantante excepcional, con una tesitura que le permite moverse en tonos realmente altos y de un timbre muy claro, aunque he echado de menos que mostrase un poco más de su registro, llega un momento del disco en que tanto agudo pasa factura.

El resto de la banda pasa un tanto bastante desapercibido; el sonido es muy compacto, sin demasiado lugar para las brillanteces, vehículo para las canciones que Jesús Espín aprovecha, no sé si con propósito de lucirse, pero lo hace y estupendamente. Como era de esperar los teclados tienen un papel predomintante.

Ello no es óbice para saber reconocer que los guitarristas cumplen su tarea, y que entre tanta sobriedad durante la canción, los punteos apabullan por su calidad y exquisitez. Yo pensaba que eran buenos guitarristas, pero un colega guitarrista me dijo que no eran buenos, que eran muy buenos.

LAS CANCIONES

Las canciones, individualmente, siguen todas el mismo esquema. AOR elegante, muy melódico, coros bastante buenos y una producción que a mí me parece suficiente. Si juzgara las canciones como estilo y maneras, diría que el disco es monótono; pero en el conjunto, la cosa adquiere otros tintes. Cada canción tiene una personalidad diferente, es una cara del AOR, podemos entender el disco como un diamante de 13 caras, todas reflejan lo mismo pero con otro punto de vista.

Abrimos con The Day She Left , la cual, si no recuerdo mal, tiene rulando por internet una versión en castellano, que ahora no recuerdo su título, pero igualmente fabulosa. Desde el principio nos queda claro de que va este disco, melodías edulcoradas, guitarras que, sin tener un espacio propio (digámoslo así), son omnipresentes, rítmicas veloces. Buena base rítmica, muy en segundo plano, pero llenando todo el espacio. El tema es eso, AOR jugando entre el medio tiempo y el hard rock. Down To You es el típico arranque lento y meloso que parece preludiar balada, pero que sabes positivamente que preludia un tema duro, y así es, una de las canciones más marchosas y directas del disco; me gustan mucho los coros y esas rítmicas que se clavan en los oídos; si la producción hubiese dado más volumen a las guitarras, el disco habría ganado un par de puntos. Bonito solo de los guitarristas, que se doblan a la perfección.

Time To Say Goodbye empieza con mucha fuerza, pero pronto se edulcora en una preciosa melodía, y un estribillo formidable, uno de los mejores momentos del disco. Lost In The Silence, es, de lejos, una de las mejores baladas que el AOR ha dado al rock, sin ninguna duda. Es acojonantemente conmovedora, triste canción sobre el fin de una relación, aunque las letras de 91Suite versan bastante profusamente sobre corazones rotos; me han gustado, no es que sean un documento literario de envergadura, pero son de éstas que "conectan", que todos sabemos de lo que hablan y cualquiera puede verse reflejado en ellas, sin dramatismos exagerados, yendo más que a las fantasías sobre ideales románticos, a la vida cotidiana de los problemas del amor. Hard Rain, tiene el inicio más cañero del disco, y hacía falta, con una rítmica poderosa y una batería que empuja mucho a la canción. Uno de los temas que tiran hacia el hard rock. Chances, es de las canciones que más me recuerdan a Jaded Heart. No voy a estar todo el tiempo mencionándolo, así que diré ya que las referencias a los alemanes podrían ser constantes, y a veces llegan a ser exageradamente evidentes. Un buen tema, más bien medio tiempo; Hurt And Pain es un corte con bastante energía, de los más cañeros; empieza con un ritmo de teclado y bajo bien logrado para dar paso a las guitarras. En esta canción creo que la producción deja lo que podía ser un tema muy potente en una canción a la que se le echa de menos "algo". Punteo estupendo.

All Is Gone es bastante especial. A mí el estribillo me recuerda enormemente a Bryan Adams, muchísimo; el resto de la canción puede pasar bastante desapercibida, pero el estribillo es simplemente fabuloso, al estilo de los medios tiempos del canadiense con un puente antes del punteo que queda genial. Give Me The Night es para mí junto a Lost In The Silence la mejor canción del disco, una lírica bonita, (When the world treats you badly, Do you realize you're tired, Making promises that you couln't keep,I see you walking down the street ,Innocence's gone on the midnight train, And there's no one left to blame) y mucha garra, el tema más cañero del disco, con unas pausas en la música en las que entra la batería (a lo It´s My Life) que pueden dar mucho juego en directo. El solo de guitarra está muy bien, y tras él retoman Give Me The Night con más energía todavía, acabando con muchisima fuerza, con la batería (creo) incluso con doble bombo. Hablando de bombos, lástima que estén tan tapados.

I Will Stand By You está bien, otro medio tiempo con coros bien puestos y un estribillo que se queda corto. No es de las destacables, pese a que las guitarras llaman bastante la atención en algun momento. Chance Of A Lifetime es otra grandísima balada, enriquecida con violines. Para mí Jesús Espín canta mejor que nunca, y la banda hace un temazo que nada tiene que envidiar a las grandes de Bon Jovi, con un punteo muy propio de una balada de hard rock. Wherever I Am es un corte con las guitarras más duras del disco, 100% Jaded Heart, y cierran con (la versión europea del disco) con The Answer, una instrumental que no es un ejercicio de virtuosismo, pese a detalles de técnica flipantes, como algunos barridos de echarse a temblar. A partir de los 2:00 lo que era un buen corte muy tranquilito, va creciendo, se doblan las guitarras, y los detalles de los teclados, el buen hacer de la batería, la guitarra que cada vez va metiéndole más caña, convierten una canción que uno podía esperarse anodina en una de las mejores del disco, con cierto regusto a Jason Becker (salvando las distancias con el genio de genios).

CONCLUSIÓN

No me extraña que el disco haya causado tal revuelo entre el público del AOR, es una joya, mucha calidad en un trabajo que podría haber sido un bombazo en los ochenta. Las únicas pegas son una producción mejorable (sobre todo en los bombos y en el bajo, q apenas se oyen) y un sonido demasiado Jaded Heart, lo cual no sé si ha salido así, o fue intencionado.

FUTURO

Pues se le presenta brillante a los murcianos. Ya han tocado en el Gods, tienen premios, los críticos se deshacen en alabanzas, se han abierto paso en la Meca japonesa... Me da en la nariz que tarde o temprano, 91Suite, o bien se aprovecha de una nueva aproximación de la música comercial al rock, o bien es uno de los grupos que se encarga de conquistar las radios poco a poco. Solo es una intuición, pero creo que pueden llegar a pegar muy muy fuerte, más allá de lo que en teoría un grupo de AOR puede hacer en este país. Al tiempo.

Personalmente, para su segundo disco desearía que explorasen de nuevo el AOR, pero aprovechando esa veta de caña Hardrockera que atesoran dentro, y que temas como Wherever I Am o Give Me The Night los lleven al extremo de energía.

 FICHA TÉCNICA
TracklistThe Day She Left, Down To You, Time To Say Goodbye, Lost In The Silence, Hard Rain, Chances, Hurt And Pain, All Is Gone, Give Me The Night, I Will Stand By You, Chance Of A Lifetime, Wherever I Am, The Answer
Músicos-Jesús Espín: vocales
-Iván González: guitarra y coros
-Paco Cerezo Sanmartín: Guitarra acústica y eléctrica, coros
-Dani Morata: Teclados y coros
-Mario Martínez: Batería y percusión
Producción91 Suite & Mark Mangold
GéneroAOR - Hard Rock
PaísEspaña
CompañíaVinny Records
Webhttp://www.91suite.com/



Broken Testimony
Holding On To Nothing (2018)

Lizzy Borden
My Midnight Things (2018)

The Dead Daisies
Burn It Down (2018)

Autograph
Get Off Your Ass (2017)

© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.