Juan Carlos Escobedo (Sober)
por Fran García
Es una de las bandas más importante hoy por hoy en España. Venden discos como rosquillas, conquistan audiencias por millares y, además, tienen una calidad musical altísima. Son SOBER. En el programa de Candil Radio, Bella Durmiente, los conocemos desde que empezaron, cuando se hacían llamar SOBER STONED. Han pasado los años y ahora saborean las mieles del éxito. Un éxito merecido y del que esperamos disfruten durante mucho tiempo. Su nuevo álbum, “Reddo”, es un disco excelente que hace evolucionar su sonido, al tiempo que consolida las bases musicales de SOBER. Se hacía, pues, necesario entrevistar a JUAN CARLOS ESCOBEDO, cantante y bajista de la banda, para que nos contase los pormenores de la actualidad de la banda. De la mano de Salvador Hurtado conseguimos realizar la siguiente entrevista en los micrófonos de Candil Radio.

FRAN GARCÍA: Buenas noches, JUAN CARLOS.

JUAN CARLOS: Muy buenas noches. ¿Qué tal andamos?

FRAN GARCÍA: Por aquí muy bien. Supongo que tú también.

JUAN CARLOS: Sí, muy contentos, muy contentos (risas).

FRAN GARCÍA: Lo primero que quiero hacer es daros la enhorabuena, a ti y al grupo, por la extraordinaria acogida que está teniendo “Reddo”. ¿Esperabais algo así?

JUAN CARLOS: No nos esperábamos tanto. Sobre todo tan buena acogida. “Paradysso” ya recogió una gran cantidad de seguidores y de ventas; cosechó muchos éxitos. Creíamos que “Reddo” iba a ir bien, pero no en tal magnitud, porque entrar en el número dos de AFYVE y ver la reacción del público, que ya pudimos comprobar en Pamplona, donde arrancó la gira, nos ha dejado asombrados. Es impresionante que a la semana de salir el disco ya esté la gente cantando las canciones nuevas. Eso te da mucho ánimo, sobre todo para el inicio de la gira.

FRAN GARCÍA: ¿Por qué ese título y ese concepto?.

JUAN CARLOS: Elegimos ese título y sobre todo el concepto de la portada debido a las letras. Los textos del disco son experiencias personales que a la vez creo que son muy cotidianas. Creo que a cualquiera le podrían estar ocurriendo. Yo quería que la gente se sintiese identificada con el disco, con las letras, y qué mejor que poner un espejo para que la propia portada sea el oyente. Todo gira en torno a eso, dándole la profundidad del nombre en latín: “Reddo” significa “reflejo”. Se trata de que la gente se refleje en lo que es la portada y se sienta identificada con el contenido.

FRAN GARCÍA: ¿Sabes que hay gente que está diciendo por ahí que lo de la portada como espejo es para evitar la piratería y todo eso?

JUAN CARLOS: No está pensado para ese concepto, aunque la verdad es que sí lo tienen difícil a la hora de fotocopiar la portada, porque no se fotocopia nada, pero no es una lucha contra la piratería. Va mucho más allá. Es todo muy conceptual: la portada, el título, las letras.

FRAN GARCÍA: ¿Es “Reddo” el auténtico “reflejo” de lo que es SOBER hoy en día?.

JUAN CARLOS: Yo creo que sí. Define muy bien, sobre todo, la evolución del grupo. Creo que en “Reddo” se demuestra la reflexión de todos esos años que han pasado desde nuestros inicios hasta ahora. Está toda la esencia de SOBER, pero con las muestras de esa evolución, que sobre todo en este disco hemos querido dar. La inclusión de sonidos más electrónicos le dan al disco ese toque más fresco que creo que el grupo ya necesitaba.

FRAN GARCÍA: Comentando con la gente el tema de esta entrevista, algunos me decían que te preguntase si el sonido de “Reddo” es menos agresivo que el de vuestros anteriores discos. ¿Qué opinas tú?

JUAN CARLOS: Creo que en este disco es en el que hemos conseguido que haya un equilibrio mayor entre todos los instrumentos, sobre todo a nivel de guitarras. Todos tienen una importancia vital dentro del disco. Nos propusimos que cada instrumento tuviese su espacio, su hueco, para que cuando escuches el disco, genéricamente lo escuches muy bien, pero luego puedas definir, instrumento por instrumento, lo que se está haciendo. Es una limpieza dentro de lo que es la contundencia del grupo. Para mí este disco suena incluso más agresivo, más guiri, más como suenan los discos del extranjero, con más sonido de guitarra y de bombo.

FRAN GARCÍA: Totalmente de acuerdo. Suena más a grupo internacional. ¿Se podría decir entonces que estáis evolucionando más hacia la perfección musical que hacia la energía o la visceralidad?

JUAN CARLOS: Creo que va todo acorde, porque este disco, al estar compuesto en medio de la gira de “Paradysso”, en los momentos libres, en los que no teníamos conciertos, tiene más frescura e incluso partes instrumentales con más solos. Es lo que te pide el cuerpo cuando estás de gira: darle esa energía a las canciones, con un par de puntos más de tempo. Todo eso se puede notar en el disco. Tiene ese punto de energía y otro punto de vuelta de tuerca a nivel de producción: intentar que suene todo pulcro, pero con una agresividad contenida.

FRAN GARCÍA: La última vez que os entrevisté fue por la salida de “Paradysso”. Estuvisteis también en los micrófonos de Bella Durmiente. Os preguntaba por esa similitud que la gente se empeñaba en encontraros con TOOL. Supongo que ahora os reiréis de todos esos comentarios del pasado.

JUAN CARLOS: Tampoco es que nos riamos. Nosotros hemos pasado bastante de las críticas, porque hemos entendido que mediáticamente hablando es necesario encasillar a un grupo dentro de un estilo. Cualquiera que esté en un medio de comunicación, ya sea radio o televisión, cuando sale un grupo tiene que categorizarlo: “éstos suenan a éstos, pero con un toque más de estos otros”. Era necesario, y ahora lo entiendo más. La gente se daba cuenta de que no había un precedente claro para nuestra música en el país, y rápidamente hay que buscar la coletilla de “los TOOL españoles”, o como he oído también por ahí, “los HÉROES DEL SILENCIO rockeros”. No había un precedente. Ahora sí nos podemos reír un poco, porque nos damos cuenta de que nosotros somos ese precedente para otros grupos. Ahora hay bandas que suenan a SOBER. Son SOBER, pero más duros, o SOBER en inglés,… Son necesidades mediáticas, que tampoco son malas, sobre todo si nos comparan con grupos que tienen calidad y que nos gustan, porque nosotros nunca hemos negado que TOOL nos gustan, pero de ahí a que sean nuestra influencia o nuestra guía, como he oído por algún sitio, dista mucho.

FRAN GARCÍA: Vais a tener un año movidito a nivel de conciertos. Hay dos que me llaman especialmente la atención. Por un lado, está el Viñarock, el 1 de mayo. ¿Por qué volvéis al festival de Villarrobledo?

JUAN CARLOS: Porque es un festival que para nosotros siempre ha tenido una acogida muy importante, y porque sabemos que es el festival en el que más gente se congrega del mundo del rock, o del metal,… hasta con toques flamencos. Creo que es el festival en el que la gente es más abierta: pueden escuchar a un grupo que haga fusión o a otro que haga metal, entonces vemos que tenemos cabida en ese festival. El año pasado fue magnífico y este año lo será incluso más.

FRAN GARCÍA: ¿En qué escenario?

JUAN CARLOS: Me parece que será en el escenario Matarile. Creo que aún está por confirmar, pero si todo sale bien, después de SKA-P estaremos nosotros en el escenario Matarile.

FRAN GARCÍA: Por otro lado, está el Candil Rock, aquí en Huércal de Almería el 24 de abril. Se os espera con mucho interés.

JUAN CARLOS: Ya pudimos comprobar en el concierto que dimos hace tiempo en la plaza vieja que la gente se vuelca con el grupo, algo que para nosotros es vital, porque vamos a otras ciudades en las que el público es más observador y aunque le gusta ir a conciertos se lo toma con más calma, y no te está transmitiendo esa energía. Nos quedamos incluso cortados. Nos da algo de reparo. El Sur, y sobre todo Almería, tiene una gente que se desborda, y nosotros con ellos, intentando que haya simbiosis entre el público y nosotros, y que exista esa energía positiva que nosotros lancemos al público y que nos sea devuelta. Un toma y daca que yo creo que es fundamental para hacer un concierto enérgico y que la gente disfrute.

FRAN GARCÍA: ¿Tenéis preparado algo especial para esa noche?

JUAN CARLOS: Lo que tenemos, a nivel de gira, es que ofrecemos un quinto componente dentro del grupo. Todas estas cosas que hemos introducido en el disco y que quizás en discos anteriores hemos hecho, pero que nunca se han podido llevar a cabo en directo, con esta gira creo que ha llegado el momento de poder ofrecerlas, por lo que viene con nosotros un teclista, que es el que nos ha ayudado todos estos años a hacer los arreglos, e incluso la canción escondida de “Paradysso” está compuesta por él, así que nadie mejor que él para comprender todo este tipo de detalles. Cuando lleguemos a Almería la gente podrá disfrutar, por ejemplo, de esa sección de cuerdas que se oía en “Paradysso”, que antes no podíamos reproducir en directo, y que ahora, mediante teclados, samplers, etc., sí. Yo creo que aporta algo nuevo al grupo, sobre todo para la gente que ya nos ha visto en directo sin teclados y que ahora verá que le damos un poco más de dinámica a los conciertos.

FRAN GARCÍA: Recuerdo que en mi primera entrevista contigo también te preguntaba por vuestra evolución musical, si le ibais a meter teclados a la música, y veo que al final por fin os habéis decidido.

JUAN CARLOS: Sí. Yo creo que en la música, lo bueno es estar abierto a todas las cosas que te van llegando y que te llaman la atención. Que a lo mejor ahora no te interesa trabajar con la electrónica, pero para el siguiente disco sí. No hay que obcecarse en no hacer algo que a lo mejor te está apeteciendo. Yo creo que en este disco ha llegado el momento de hacerlo. Son toques muy sutiles, creo que hemos encontrado el equilibrio para que la electrónica no tome demasiado protagonismo, y sí consiga darle una frescura nueva a la música, que también es lo que estamos intentando conseguir en los directos.

FRAN GARCÍA: Vuestros dos últimos discos, “Paradysso” y “Reddo”, han sido producidos por vosotros. ¿Os gusta controlar vuestro sonido?.

JUAN CARLOS: Sí, sí. Cuando coges un punto de experiencia intentas que tu música no te la toque nadie. Lo tienes tan claro que te vuelves un poco orgulloso. La experiencia te da ese punto de saber lo que hace falta y en qué momento. En “Paradysso” ya se confirmó eso y en este disco sobran las palabras, puesto que tiene una producción, bajo nuestro punto de vista, exquisita, con unos detalles y unos arreglos muy precisos. Hemos conseguido un sonido muy contundente. Dentro de lo que es el panorama musical nacional, nuestro disco tiene un poder bastante grande.

FRAN GARCÍA: ¿Por qué habéis contado en esta ocasión con SCOTT HUMPHREY para las mezclas?.

JUAN CARLOS: Tiene bastante que ver con el concepto de producción que teníamos en la cabeza, sobre todo con la inclusión de esos nuevos instrumentos y el querer darle una nueva vuelta de tuerca a lo que es nuestro sonido inicial. SCOTT es un personaje que viene de trabajar con grupos como ROB ZOMBIE, que es metal, pero un poco más evolucionado, o BON JOVI, o incluso el último álbum de MONSTER MAGNET. Tiene un concepto abierto de lo que es el rock, pero con toques más modernos. Lo elegimos por tener ese doble juego: trabajar muy bien las bases, pero tener ese punto melódico en las voces. Lo teníamos todo controlado, y nos dimos cuenta realmente al llegar a trabajar con él. Desde la primera mezcla nos entendimos muy bien. Nosotros le dijimos las pautas por las que queríamos ir y él rápidamente nos acogió. Trabajamos de forma muy fluida, y el lenguaje musical hizo que nos entendiésemos muy bien, ya que nuestro inglés no es demasiado fuerte. Él nos entendía musicalmente a nosotros y nosotros entendíamos perfectamente cómo trabajaba él. Fue muy amable.

FRAN GARCÍA: Al hilo de lo que me comentas sobre SCOTT HUMPHREY y las voces: mucha gente se muestra sorprendida por tu nuevo estilo. ¿Por qué ese cambio y hasta qué punto ha influido SCOTT en el mismo?.

JUAN CARLOS: Creo que SCOTT ha influido menos, porque lo que él quería hacer era colocar la voz en un plano. Tenía problemas con el idioma, así que yo tenía que estar muy encima de él para explicarle ciertas cosas, como palabras que se quedaban un poco escondidas y que había que reforzar. Ellos no tienen erres, así que suenan demasiado fuertes para su gusto e intentan eliminarlas a través de frecuencias, pero en nuestro idioma son importantísimas. SCOTT ha influido menos en lo que me dices. Yo creo que en este disco se me ha abierto un mundo nuevo a la hora de cantar, al no tener barreras. No es que sea un gran cantante con una voz privilegiada, pero al menos me planteé aprovechar todas mis emisiones y registros vocales, buscando los momentos donde cada canción merece. Canciones como “Solo”, que es un tema muy acústico, requiere buscar ese momento de paz interior que me permita sacar una voz más profunda. Canciones que tengan más rabia requieren buscar esa rabia e intentar rasgar la voz, o el falsete que hay en “La nube”. Yo nunca había hecho un falsete, y fíjate. Cuando hay una palabra a la que se le tiene que dar un sentimiento especial, he buscado el falsete. Creo que lo bueno es no estancarse y experimentar con lo que uno tiene.

FRAN GARCÍA: Las letras de vuestros temas suelen tocar frecuentemente aspectos relacionados con las relaciones sentimentales, más o menos turbulentas. En vuestro último disco, por ejemplo, podríamos citar canciones como “Penitencia” o “El hombre de hielo”. ¿Te gusta especialmente esa temática?. ¿Por qué?.

JUAN CARLOS: Sí. Para nosotros son relaciones sentimentales, pero no son todas relaciones de pareja, sino relaciones sentimentales que existen entre compañeros, entre familiares, entre personas que viven. La vida misma es amor hacia las cosas, y yo creo que hay momentos en los que tienes que cortar con esas relaciones por razones de la propia vida. Canciones como “El hombre de hielo” expresan muchas más cosas de las que en una primera escucha puedes apreciar. En el disco hay temas sociales como puede ser “La nube”, que habla sobre los maltratos psicológicos dentro de una pareja, el daño que se puede hacer sin levantar una mano, temas como “Solo”, que habla de una persona que está rodeada de gente, pero que se siente solo, que me parece lo más duro del ser humano. También hay canciones como “Una hora más”, que se la dedico a mi hija, porque el hecho de mi reciente paternidad me da una visión más abierta de lo que es la vida, de lo que son los valores en las relaciones humanas. Todo ello te da más experiencia y te incita a plasmar lo aprendido en un papel, a contarlo. “La burbuja de cristal” es una pesadilla que tuve y realmente me levanté a las seis de la mañana para escribirla tal y como la tenía en la cabeza, utilizarla como terapia para poder relajarme. Las letras en este disco son más personales aún.

FRAN GARCÍA: Dos canciones importantes, sin duda: “La nube” porque ha sido single, y “Solo” porque es un tema “curioso”. Vamos a empezar por “Solo”. ¿Qué me cuentas de ese tema a nivel compositivo?.

JUAN CARLOS: A nivel compositivo es una canción que nace de tres notas que salieron estando en casa, muy tranquilo. Luego empecé a pensar que quería que fuese una canción especial, por lo que pensé en hacerla con una base de arpa y unas voces. Comencé a trabajar sobre ese tema y a reunirme con ISABEL, que es la chica que ha hecho los arreglos y empezamos a darle un poco de forma a la canción, aunque la idea ya estaba maquetada en el estudio. Fuimos añadiéndole cosas: un violín, un cello, colaboró metiendo voces BEATRIZ ALBERT, que es una chica que también ha hecho cosas con DARK MOOR y que también es una gran amiga nuestra. Fuimos dándole forma y en la mezcla, que se hizo en España, le dimos el toque que yo estaba buscando: una canción muy intimista, pero con un toque de alegría a la vez. La canción va evolucionando y al final es como una especie de liberación, deshaciéndote de esos miedos, de todas esas soledades que pueden rodear a una persona, intentando salir fuera.

FRAN GARCÍA: El otro tema es vuestro single, “La nube”, incide en un tema especialmente delicado y sangrante, como es el del maltrato psicológico a las mujeres. Tu voz refleja perfectamente el dramatismo y la tensión de una relación así, pero al mismo tiempo aprecio también una inflexión que da pie a la esperanza.

JUAN CARLOS: Sí, eso es lo que buscaba con la letra: situarme en el punto más pesimista, el más negativo, pero siempre buscando la ventana de luz para la solución de ese problema. Incluso al final de la letra dice “soñaré que la nube pasó”. Es una especie de sentimiento de intentar que todo vaya mejor, que se rompan las cadenas. “La nube” salió como single porque refleja muy bien a nivel musical el concepto del disco: lo que son las estrofas más tranquilas, las partes de interpretación como ese falsete o el puente más contundente, e incluso con la parte instrumental, con un solo, que en directo los solos nos gustan mucho. Es una canción que tiene un poco de todo y que va por donde queríamos que la gente entrase en “Reddo”.

FRAN GARCÍA: ¿Te costó mucho definir la línea vocal de ese tema?

JUAN CARLOS: Pues me costó bastante, porque es un tema en el que el primer riff no está compuesto por mí. Cuando yo compongo un riff, saco también la melodía de voz. En este caso el riff es de ANTONIO y fue un poco el comenzar a buscar la situación tonal para encontrarme a gusto y hacer lo que tenía en la cabeza. Ese tema costó un pelín más y yo creo que se nota, porque es un poco enrevesada y tiene unos toques diferentes.

FRAN GARCÍA: El nuevo álbum es una apuesta arriesgada y valiente, un paso adelante en vuestra evolución musical. ¿Crees que la repetición de los mismos esquemas musicales disco tras disco es una muestra de incapacidad creativa?.

JUAN CARLOS: Yo creo que eso va en la persona. Cuando te pones a hacer música, si haces algo que realmente te gusta a ti, a lo mejor en algún disco te confundes de cara al público, o a lo mejor no. A lo mejor a la gente “Reddo” le gusta mucho y en un siguiente disco te apetece trabajar en otros tiempos, bajar las afinaciones… no sé, lo que realmente te apetezca, y a lo mejor la gente dice “Ah, pues este disco no me gusta”. Creo que cuando tienes claro lo que quieres hacer, y evolucionas con ello, te sientes a gusto contigo mismo. No hay que ceñirse a un estilo musical, porque tú como persona también vas evolucionando. Si tu música va acorde contigo, también va a ir evolucionando hacia un punto u otro, y en nuestro caso, que somos cuatro, cada uno tiene su visión de las cosas, y la simple fusión de estos cuatro puntos de vista ya da un feeling diferente.

FRAN GARCÍA: ¿Aspiráis a conseguir con “Reddo” el mismo éxito en ventas que con “Paradysso”?.

JUAN CARLOS: Nosotros nunca nos hemos puesto ninguna barrera a la hora de vender nuestra música y que la gente disfrute de ella. Yo creo que es un error, sobre todo en este país, en el que el rock es una minoría y es escuchado por una minoría, el ponernos nosotros mismos una barrera. Siempre hemos tenido claro que podíamos estar ahí, sobre todo cantando en castellano, para que la gente se sintiese identificada con los textos. Bajo nuestro punto de vista lo importante no es hacer rock o no hacerlo. Lo importante es hacer canciones y que a la gente le gusten. Luego ya, que tengas una filosofía musical es relativo. En esto de la música hay mucho “integrista”, que te tacha de comercial porque sales en cadenas como “40 Principales”. No creemos que nuestra música haya que privársela a la gente a la que le pueda llegar a gustar. No tenemos por qué decir “No, en esta emisora no salimos, porque la gente que escucha esta emisora es tal o cual cosa”. La gente tiene derecho a escuchar música que sea afín al rock o que no lo sea. En cadenas como la que te acabo de nombrar estamos rompiendo moldes, y gracias a nosotros están entrando otros grupos que antes no entraban en esas cadenas. Si nuestro apoyo puede romper esas barreras que antes sí existían, pues bienvenido sea. Que deje de triunfar tanta “Bujería” y que el rock se introduzca un poco, yo creo que es interesante.

FRAN GARCÍA: Di que sí, sí señor. En Hispanoamérica también tenéis un seguimiento importante de fans. ¿Vais a hacer una gira por allí?.

JUAN CARLOS: Sí, lo tenemos pensado. Ya “Paradysso” se editó en Méjico, Argentina y una serie de países de Sudamérica, y con este disco, en cuanto terminemos la promoción aquí vamos a empezar a trabajar la promoción del disco allí, y queremos que, cuando acabe la gira en España, allá por septiembre u octubre, cruzar el charco e ir a Sudamérica, sobre todo por la afinidad en el idioma. Como primera salida, Sudamérica es muy importante para nosotros.

FRAN GARCÍA: ¿Y Europa?.

JUAN CARLOS: Europa también. Bueno, hemos tenido una pequeña inclusión en Alemania, porque había un mayorista que tenía una franquicia, al estilo de Tiendas Tipo en España, pues lo mismo en Alemania. Compró mil discos y se los llevó para allá. Está intentando abrir mercado, un poco por el tema del idioma. Gente como HÉROES DEL SILENCIO ya vendieron allí, cantando en castellano, de manera que si nos comemos aquí a los RAMMSTEIN cantando en alemán, también podemos vender allí cantando en castellano.

FRAN GARCÍA: Pues esto es todo, JUAN CARLOS. Gracias por habernos atendido y os deseamos toda la suerte del mundo con “Reddo” y todos los proyectos que tenéis por delante.

JUAN CARLOS: Bueno, pues nada, tío. Nos vemos por Almería, ¿no?

FRAN GARCÍA: Sí, sí, por supuesto. Aquí estaremos. Si venís por Almería, os tocaremos a la puerta.

JUAN CARLOS: Muy bien, pues un abrazo para todos.

Aquí terminó la entrevista a uno de los cantantes y compositores más inteligentes y capacitados del panorama rockero actual en España. Esperamos que pronto podamos celebrar el triunfo apoteósico de SOBER, tanto aquí como en el extranjero.




Randy O
Lucas Gordon

Eddie Money
Lucas Gordon

Angelo Perlepe
Lucas Gordon

The Jacks
Lucas Gordon

© Copyright 1999-2019, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.