Carta abierta a los 80's (Hard, Glam, entre otros)
por David Páez
Esta década nos dejo un gran legado musicalmente hablando, pero el problema surge de allí, esta no es más que una reseña de cómo se esta malentendiendo esta subcultura o como pretendemos que ella no evolucione.

Es un gran error pensar que solo los buenos discos vienen de esta década, es mas muchos de los discos que más producción tienen son ya de los 90s, como es el caso del “Still Climbing” de Cinderella, de este disco se puede decir que es el que menos pego en la radio en la época (1994), y fue para cuando Mtv les dijo "No se molesten en hacer vídeos, porque no los vamos a poner", un duro golpe para ellos pero sin duda es el disco con mas trabajo que algún día pudieron hacer (lo más probable es que la gran mayoría no lo haya escuchado), es muy cierto que en los 80s se hacían muy buenos discos, y en cantidades alarmantes, pero esto se debía al apoyo de las disqueras, ya que era “lo que estaba de moda”, era una fórmula perfecta, canciones con: mala actitud, sexo, alcohol y fiestas para los hombres, y baladas cargadas de amor y traición (etc.) para las mujeres. Pero ya en la nueva década nos llego el Grunge, y la nueva generación dio paso a una nueva moda es decir, adiós al apoyo de las disqueras y de paso adiós al apoyo del público; no es mentira que estamos en una cultura de consumo y una muestra de ello es que si “los fanáticos” hubieran seguido apoyando de la manera como lo venían haciendo, nunca hubiera pasado este homicidio a la buena música (sin ofender), lo que queda claro es que no podemos dejar de apoyar lo poco que queda o seriamos nosotros los asesinos-esto con juzgar a la música por el año en que fue editado el disco, si no me creen, reto a cualquiera a que oiga el “Outlaws, Fools, and Thieves” de Roxx y me diga que no es digno del sonido angelino de los 80s.

Por no tener el hairy style no significa que una persona no sea rocker, el mayor error que tienen los pequeños grupos de glamourosos (se escribe glamour y no glamur) es no dejar entrar a posibles seguidores de esta subcultura por su pinta o por lo que ella demuestra, les aseguro que si se ponen a buscar quienes son los que no dejan morir esta cultura en su mayoría son señores muy normales, el caso de heavyharmonies, o los organizadores de los grandes festivales (bang your head, rocklahoma), es más si buscan imágenes del rocklahoma se darán cuenta del tipo de personas que no dejan morir esto; es cuestión de tolerancia, en muchos países se juzga a la persona por lo que sabe y no por lo que aparenta (sin ofender), somos muy afortunados ya que nuestra escena Glam o Hard no se ha mesclado con otros géneros como es el caso del NWOSSM (entiéndase: como New Wave Of Swedish Sleaze Metal), Crasdïet, Starlet Suicide, Danger, entre muchísimas otras son bandas de Glam de la nueva era con influencias muy punk; y para muestra de ello está el hecho de que una disquera como la Perris Records (L.A. Guns, Faster Pussycat, Dirty Looks, Cherry St., Jetboy y un grandísimo etc.) busque talentos en Latinoamérica-esto por juzgar a las personas por lo que proyectan y no por lo que son.

Lo cierto es que hay muchos “fachos” entre nosotros, el hecho de tener cientos de discos no te convierte en un “real rocker”, o de farriar hasta más no poder escuchando Poison tampoco lo hace, va mas allá, se trata de sentirla, de vivirla, de verla, este fue una breve reseña de lo que es los 80s, por que aun no han muerto, pero con nuestro comportamiento a estamos dejando agonizar.




Ride For Ronnie 2017
Lucas Gordon

Sonata Arctica en Madrid: El rugido del lobo
Enrique Luque

Hair Nation Festival
Lucas Gordon

Korn y Rob Zombie
Lucas Gordon

© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.