Cinderella visita Madrid!!
por Enrique Luque



A estas alturas de partido, poca gente puede dudar que Cinderella es una de las grandes. Puede que con el paso de los años no haya podido o sabido mantener su estatus, como otros grupos de su generación (Bon Jovi o Mötley Crüe), pero eso no quita para que deban considerarse una referencia del hard rock de los años ochenta. Es por ello que su visita a España (única fecha, a excepción de un par de festivales más que la banda dio en Europa) fuese una sorpresa más que agradable para todos sus fans de este lado del Atlántico.

En primer lugar, conviene decir que su paso por Madrid no decepcionó en absoluto. Los problemas vocales que Tom Keifer sufrió en el pasado, y que obligaron a la banda a estar de vacaciones más tiempo del debido, son ahora eso: cosa del pasado. El cantante demostró, al igual que el resto de la formación, estar en mejor forma que nunca.



El lugar elegido para el concierto, la céntrica sala La Riviera (con capacidad para 2.500 personas) presentó un aforo bastante digno (aunque no llenó), más aún para tratarse de un miércoles. Por supuesto, sobra decir que el público se entregó al máximo durante la aproximada hora y media que duró el concierto. Y, aunque Cinderella demostraron ante todo ser muy profesionales (y algo fríos), no cabe duda de que algo se dejaron contagiar por el entusiasmo de los allí reunidos. En este sentido se podría resaltar algún ejemplo de temas coreados aquella noche, pero no sería justo: la sucesión de clásicos que se dieron obligó al público a no relajarse ni un segundo.

Después de los teloneros de rigor, la banda abrió puntual (apenas se retrasó cinco minutos sobre lo previsto) con el tema ‘Second Wind’, del que posiblemente sea su mejor álbum, ‘Long Cold Winter’. De hecho, y como era de esperar, éste y su disco debut de 1986 fueron los pilares del set list presentado durante la noche. El sonido no tardó en acoplarse y, pese a no ser lo más limpio que un servidor ha escuchado nunca, cumplió con creces durante toda la noche (sobre todo tratándose de una sala como La Riviera, cuya acústica no es especialmente buena).

A partir de ese momento, como decíamos, sucesión de clásicos: ‘Push, Push’, ‘Somebody Save Me’, ‘The Last Mile’, ‘Nights Songs’ (excelente tema que al que escribe estas líneas le trajo grandes recuerdos), ‘Shelter Me (con solo de saxo incluido)’, ‘Comin’ Home’, etc. Todos los clásicos esperados por la banda sonaron uno detrás de otro salvo, quizás, el propio ‘Long Cold Winter’, la única ausencia notoria que se echó en falta. Mención especial merecieron las baladas ‘Heartbreak Station’ y ‘Nobody’s Fool’, que fueron de lo más aplaudido de la noche. Hicieron el primer intento de irse tras ‘Gypsy Road’.

Después de apenas cinco minutos de descanso, el grupo volvió a la carga para finalizar el concierto con los que, muy posiblemente, sean sus temas más emblemáticos y populares: ‘Don’t Know What You Got (Till is Gone) y, cómo no, ‘Shake Me’. En resumen, una gran noche a la altura de la leyenda, que todos los amantes de Cinderella recordaremos siempre.




Ride For Ronnie 2017
Lucas Gordon

Sonata Arctica en Madrid: El rugido del lobo
Enrique Luque

Hair Nation Festival
Lucas Gordon

Korn y Rob Zombie
Lucas Gordon

© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.