Allison Barkley: En busca de la vetusta y hermosa tradición
por Carlos Garcia C.
El folclor musical norteamericano irremediablemente nos sitúa en un ambiente campirano, donde el aire montaraz anega los pulmones y la vista no encuentra descanso entre vacas, árboles y montañas. Familias cerriles cuyas granjas se separan de las otras por interminables senderos agrestes que levantan a cada paso un intenso olor a pasto.

Es en ese ambiente abierto, libre y tranquilo donde el padre, después de trabajar, llega a su hogar, toma una cerveza, agarra su guitarra y enseña a su hijo las canciones que le aprendió de su padre que a su vez le aprendió al suyo. Eso es la música Folk: una tradición de enseñar canciones que describen los andares de la vida en el campo, los miedos, las inquietudes adolescentes y los pensamientos del granjero borracho que le llora a la luna. Esa es la premisa principal.

La llegada de la globalización musical donde la delimitación de géneros se pierde, los ritmos se mezclan y las fusiones abundan, fue un flechazo en la aorta para esta loable práctica. Los niños ya no tienen tiempo para sentarse en el sillón de su sala y escuchar cómo su padre canta, ellos juegan Nintendo, ven televisión o hacen amigos virtuales. Su gusto musical oscila entre Shakira y Yellowcard. Bajo este techo, la música Folk estaría sepultada. Pero no es así, todavía respira y lo hace de otra manera sin haber perdido la esencia.

Allison Barkley, nativa de Ontario, Canadá, es un ejemplo diáfano de cómo es que sobrevive el Folk en estos años. Haber nacido junto al lugar donde cada año se celebra un Festival Shakesperiano fue su primer contacto con la cultura: obras de teatro, performances, ensambles de cuerdas fueron comunes en su infancia. Cuando finalizó la preparatoria, adoptó una vida nómada que la llevó por varias ciudades estadounidenses en las cuales desarrolló su creatividad pintando y dio clases de arte. Al poco tiempo sus pinturas estaban expuestas en galerías de arte. No satisfecha con expresarse al óleo, decidió regresar a su pueblo natal en Ontario y musicalizar todos los poemas que había escrito a lo largo de su vida y escribir canciones. Actualmente cuenta con varias decenas de ellas y su álbum debut saldrá en la primavera del 2007.

Ahora el Folk dejó el estatismo y se mueve continuamente, se ha vuelto ígneo, ya no está encallado en una casa ni responde a un antiguo atavismo, ahora es representado por espíritus libres y frescos que atraviesan carreteras y viajan con el único sentido de descubrir cosas ignotas de las cuales enamorarse y eso hace Allison Barkley.

Tres de las canciones que incluirá su próximo álbum se pueden escuchar en www.myspace.com/allisonbarkley8 y para conocer la historia de esta mujer, su página es: www.allisonbarkley.com

Un espíritu sutil y cariñoso reflejado el tañido de su guitarra y el plañido de su voz. Folk puro.




Ride For Ronnie 2017
Lucas Gordon

Sonata Arctica en Madrid: El rugido del lobo
Enrique Luque

Hair Nation Festival
Lucas Gordon

Korn y Rob Zombie
Lucas Gordon

© Copyright 1999-2018, Todos los derechos reservados. Medellín, Colombia.
Director General: Diego Ramírez/ Redacción: Lucas Gordon, Enrique Luque, Milena Gil / Diseño: Patricio Carvajal H.